Los bloqueadores de anuncio y la publicidad digital

img_blog_new_NOVIEMBRE-15

El crecimiento en el uso de bloqueadores de anuncios por parte de los usuarios ha crecido considerablemente en los últimos años y una de las grandes causas que han provocado esto fue debido al propio accionar de los publicistas y marketeres. El desafío para el presente y el futuro de la publicidad digital es muy grande pero no es más que un nuevo reto en el cambiante ecosistema digital donde sólo los más aptos podrán sobrevivir.

¿Qué son los bloqueadores de anuncios?

Son un tipo de software que generalmente se instala como complemento de navegadores y evita que se muestren anuncios en los sitios webs. El más popular de estos es el AdBlock Plus que ya fue descargado millones de veces. Tanto en Europa como en Estados Unidos el uso de bloqueadores de anuncios es cada vez mayor, al igual que las pérdidas ocasionadas para la publicidad digital en general.

La pregunta del porqué los usuarios deciden descargar este tipo de software, tiene diferentes respuestas pero hay una que se destaca y es bien conocida por todos los marketers ya que es un pilar fundamental a la hora de desarrollar sitios webs, apps, landing pages: quieren mejorar su experiencia de navegación. Con el uso de bloqueadores los tiempos de carga disminuyen en un 4 % y disminyen hasta un 50 % la descarga de datos.

También muchos anuncios tienen scripts que realizan funciones específicas en el sitio web y que pueden ser utilizados para acceder a información sensible de los visitantes.

Por otro lado muchos usuarios utilizan bloqueadores para evitar ser monitoreados o rastreados ya que muchas plataformas de publicidad aprovechan esas herramientas para “vender” información sobre los hábitos de navegación, intereses y características demográficas de esos usuarios.

La multiplicidad de anuncios irrelevantes (ya sea por su contenido, el lugar o el momento cuándo se muestran) han provocado un desgaste considerable y una herramienta que hace desaparecer la causa de ese hastío se vuelve cada vez más útil para todos los que navegan la web.

Publicidad digital: presente complicado, futuro prometedor

La publicidad, ya sea offline u online, siempre ha sido disruptiva. Las publicidades en televisión interrumpen nuestros programas favoritos, un pop-up discontinúa la lectura de una noticia en la web. En este sentido la publicidad en general no ha cambiado y la conducta de los usuarios tampoco. Lo que sucede actualmente es que hay diferentes trucos o herramientas disponibles para que los usarios eviten ser bombeardado con esas publicidades.

Desde el punto de vista de los publicistas, los anuncios necesitan ser, más que nunca, relevantes para el usuario, en cuanto al contenido, ubicación y momento en el que son recibidos. Pero también los usuarios deben reconocer que para acceder a todo el contenido online de alguna manera hay que seguir alimentando esas plataformas de contenidos, y los anuncios vienen a cumplir ese papel.

En el corto y mediano plazo uno de los caminos para evitar el bloqueo de anuncios es la publicidad nativa. Cada vez más sitios se asocian con grandes marcas para desarrollar contenidos promocionados que se entremezclan con el contenido propio de los sitios y evitan la disrupción generada por los anuncios tradicionales de display o banners.

Por otro lado, si bien la tecnología cambia rápidamente hay cosas que lo hacen mucho más lentamente, como la naturaleza humana. Las emociones son las mismas a lo largo del tiempo: temor, tristeza, alegría, sorpresa. Los seres humanos, y por lo tanto los usuarios, siguen respondiendo a historias que apelan a las emociones y el marketing de contenidos continúa siendo un pilar fundamental para cumplir ese papel.